‘Black Friday’: origen y consejos

Origen

En los últimos años se ha hecho muy popular este término, de procedencia estadounidense, cuya celebración tiene lugar el día posterior a la festividad del ‘Día de Acción de Gracias’ (que se celebra el cuarto jueves del mes de Noviembre) inaugurando así, el inicio de las compras navideñas.

Este año el ‘Black Friday’ tendrá lugar el viernes 24 de Noviembre, día en el que muchos comercios ofrecerán de nuevo grandes descuentos tanto en establecimientos físicos como en línea.

Respecto al origen del nombre ‘Black Friday’, existe una versión que hace referencia a que ese era el término usado por la policía de Filadelfia, describiendo ese día como “negro” a causa del aumento del tráfico de vehículos y los conflictos que ese hecho generaba.

Otra versión habla de uso hecho por los comerciantes, porque la contabilidad de los comercios durante esa jornada pasaba de números ‘rojos’ (red) a números ‘negros’ (black) gracias al significativo aumento que se producía en las ventas.

Este fenómeno se inició en EEUU a mediados de la década de los 60 y llegó a España en el año 2010, de la mano de Apple. Desde entonces, el aumento de las ventas durante ese día es cada vez más notable, extendiéndose al fin de semana e incluso al lunes siguiente, que ya se denomina ‘Cyber Monday’ y en el que los descuentos se producen mayoritariamente en las compras en línea.

Consejos

Es recomendable hacer una lista de los productos que deseamos adquirir y saber a qué precios están antes de que se produzca el ‘Black Friday’ ya que, en años anteriores (aunque cada vez este aspecto está más regulado), se detectó que algunos comercios aumentaron los precios durante los días previos al ‘Black Friday’ para posteriormente ofrecer un falso descuento.

Estas son algunos consejos a seguir:

1.- Comparar precios y hacer un seguimiento de la evolución de los mismos. En el artículo debe figurar el precio original y el precio rebajado o porcentaje de la rebaja.

2.- Evitar comprar compulsivamente y planificar.

3.- Asegurarse de que los precios incluyan el IVA y, si la compra es en línea, tener en cuenta los gastos de envío para no evitar sorpresas a posteriori.

4.- Conservar el ticket o factura, para poder realizar cualquier reclamación, cambio o devolución. Las garantías, servicio post-venda y calidad del género no deben variar, ya sea período de rebajas, ‘Black Friday’, etc. Si compra por Internet tiene 14 días para devolver el producto sin dar motivo alguno y le deben reembolsar lo que pagó. Si se trata de un cambio de producto (aunque esté en perfecto estado) el establecimiento no está obligado a cambiarlo, salvo si lo anuncia o publicita de forma expresa.

5.- Para pagos en línea, lo recomendable es utilizar una tarjeta de prepago virtual o PayPal, evitando hacer transferencias.

6.- Si compra presencialmente, los comercios NO están obligados a realizar una devolución si el comprador se arrepiente o se equivoca de talla (con unos zapatos, por ejemplo), pero Sí tienen dicha obligación en caso de defecto de fábrica.

7.- Los comercios pueden aplicar algunas condiciones especiales, pero éstas deben estar claramente indicadas y a la vista.

8.- Los comercios están obligados a darle una Hoja de Reclamaciones, no pueden abstenerse ya que es un derecho del consumidor.

Cabe recordar que si se le plantea alguna situación conflictiva a causa de sus compras, en la que crea que se están vulnerando sus derechos, puede ponerse en contacto con nosotros y solicitar los servicios de nuestro equipo de profesionales para que lo asesoren al respecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies