Barea & Zango, empresa ponente en un evento de la CNMC

El pasado 27 de junio tuve el honor de representar a Barea & Zango en un evento organizado por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) y al que se me solicitó que asistiera como especialista en el ámbito del Compliance. Participé en ella como ponente junto a profesionales de otros sectores, en una jornada interactiva que conectó a todos los asistentes en las ciudades de Madrid y Barcelona.

Esta novedosa acción divulgativa pretende repetirse periódicamente, con temas de altísima relevancia en la actualidad acerca de Compliance y sus relaciones “de pareja” con otras áreas corporativas. En este caso, la jornada versó sobre la inevitable relación “de pareja” entre el Compliance y el área de Recursos Humanos.

Este espacio de Compliance se inició con la ponencia de Victor Almonacid, secretario de la Administración Local y experto en Derecho digital, autor de numerosas publicaciones, así como del premiado blog Nosoloaytos, con una conferencia sobre “Hacia un nuevo concepto de Administración: inteligencia artificial más inteligencia emocional o del compliance a la confianza”.

A renglón seguido, se celebró la mesa redonda, con ponentes muy heterogéneos, representantes de diferentes compañías y organizaciones, desde las PYMES hasta las grandes corporaciones. En esta mesa redonda, se contó con la presencia como ponentes de:

En Barcelona:

  • María Dolors Cifré, directora de Riesgos Corporativos e Integridad del Departamento de Compliance de Caixabank.
  • Carlos Balmisa, director del Departamento de Control Interno de la CNMC.
  • Neus Ruiz-Lluch, directora del Departamento de Compliance de Barea & Zango.

En Madrid:

  • Teresa Olivié, Compliance Officer de Naturgy Energy Group S.A.
  • Lidón Safont, directora del Departamento de Compliance de Telefónica España.
  • Marga Nombela, directora de RRHH de Mazda.
  • Silvia Pérez-Navarro, socia-directora de Iterlegis Legal.

Moderado el debate por Luis Ávila, Executive Director CCEP-I de Legal Compliance, acreditado como Certified Compliance and Ethics Professional International por el Compliance Certification Board (CCB) en EE.UU, se debatió entre la innegable relación entre los profesionales del área de Compliance y los profesionales en el área de Recursos Humanos, en toda organización, independientemente de su tamaño.

Como ponente de esta jornada y como representante del mayor tejido empresarial de nuestro país, las PYMES, pude intercambiar opiniones con los grandes profesionales y compañeros que integraban la mesa redonda y, a colación de esa pregunta abierta acerca de la inevitable relación entre Compliance y Recursos Humanos, desde mi punto de vista y desde mi experiencia, cabe decir que los departamentos de recursos humanos son responsables de los problemas cotidianos relacionados con los empleados de toda organización (como su contratación o despido, administración, relaciones con los empleados, capacitación y desarrollo y seguridad laboral), y de mantener su satisfacción para así garantizar, no sólo su productividad, sino también un comportamiento ético y responsable. Por lo tanto, los departamentos de recursos humanos son responsables de cómo los empleados ven la compañía y son los que mejor posicionados están para comprender su cultura y cambiarla, si es necesario, hacia una cultura de compliance efectiva. Así pues, los recursos humanos y el compliance son una alianza necesaria.

Durante la jornada, organizada por la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), se recalcó la inevitable relación “de pareja” entre el Compliance y el área de Recursos Humanos, teniendo éste, un papel esencial en la implementación del compliance en una empresa.

El hecho de aplicar la ley y asegurar su cumplimiento son cosas muy diferentes. Por ejemplo, el departamento Legal aplicará las leyes, pero la función u órgano de cumplimiento se asegurará que todos los empleados en la organización las entiendan y las sigan adecuadamente. Aquí es donde el departamento de recursos humanos juega un papel fundamental.

Resulta esencial el papel del departamento de recursos humanos en la implantación del compliance en una empresa, ya que de éste depende que los empleados de la organización conozcan las políticas internas y externas en esta materia para que, así, puedan alinearse correctamente con la cultura corporativa y ser empleados éticos y responsables.

En definitiva, se puede afirmar la existencia de sinergias entre las funciones de compliance y de recursos humanos, y aquellas empresas que estén interesadas en establecer un sistema de compliance que funcione eficientemente y en el que se realice un verdadero seguimiento y control de las acciones establecidas, permitirán aprovechar todo el potencial de las capacidades y fortalezas del departamento de recursos humanos.

Escrito porNeus Ruiz-Lluch ManilsAbogada. Especialista en Derecho penal económico.
Directora del Departamento de Compliance.