Cambios en el pago de la plusvalía municipal

Si bien ya explicamos en un artículo anterior los principales conceptos de la plusvalía municipal hoy detallamos los cambios en los métodos de cálculo que ha implantado el Gobierno.

Recordemos que la plusvalía es el tributo que grava el incremento de valor que ha tenido un terreno mientras una persona ha sido propietaria del bien inmueble, ya sea piso, local, plaza de aparcamiento u otro tipo de bien inmueble.

Hasta ahora para calcular el impuesto se tenía en cuenta el valor catastral del terreno transmitido y la cuota resultaba de aplicar un coeficiente a dicho valor catastral.

El mencionado coeficiente resultaba de multiplicar los años de tenencia del bien (tiempo transcurrido entre la adquisición y transmisión del bien) por un porcentaje fijado anualmente por cada ayuntamiento. De ello se obtenía una base imponible a la que se le aplicaba un gravamen establecido por el consistorio de hasta el 30%.

Según la sentencia del Tribunal Constitucional el método de cálculo del impuesto albergaba resultados realmente alejados de los valores reales de mercado, creando rechazo con el sistema de cálculo en la práctica y, por consiguiente, la nulidad del impuesto.

Cambios introducidos por el Gobierno

Según el nuevo Real Decreto ley, se han introducido dos opciones de cálculo para determinar la cuota a pagar y es el propio contribuyente el que elije la opción que más le convenga.

Una de las opciones es obtener la cuota a pagar multiplicando valor catastral de terreno por unos nuevos coeficientes que serán actualizados de forma anual y aprobados por los ayuntamientos y no podrán exceder los límites establecidos en base a los años de tenencia del bien.

La otra opción, la que a priori parece la más lógica, resulta de la diferencia entre el precio de venta y el precio de adquisición.

Estarán exentos de pagar el impuesto, los contribuyentes que no obtengan ganancia patrimonial con la venta del inmueble. Para ello deberán atestiguar documentalmente que el valor del terreno no se ve aumentado declarando la transmisión y aportando los títulos de adquisición y transmisión.

Otra modificación introducida es la aplicación del gravamen a las plusvalías generadas en períodos inferiores a un año (las obtenidas comprando y vendido un terreno urbano en ese plazo de tiempo).

¿Es posible reclamar pagos de plusvalía anteriores a la modificación de la ley?

El Real Decreto ley no tiene efecto retroactivo, con lo que no se permiten reclamaciones de plusvalías ya firmes o que no se encontraran recurridas a la fecha de la sentencia, es decir, el pasado 26 de octubre de 2021.