Cómo superar una mudanza

Es bien sabido que una mudanza puede ser una de las situaciones más estresantes por las que una persona puede pasar, por eso es imprescindible mentalizarse, organizarse y llevarla a cabo planificándola con seguridad y comodidad.

Lo más aconsejable es contratar una empresa de mudanzas que garantice el cumplimiento estricto de los trámites y tiempos establecidos y negociar un presupuesto cerrado. Para evitar disgustos y problemas, el presupuesto debe incluir un seguro.

La mudanza ofrece la oportunidad para desprenderse de cosas que nunca se han utilizado (y que no se utilizarán nunca) y lo más conveniente es desprenderse de ellas antes de comenzarla, de esta manera resultará fácil hacer un cálculo aproximado del volumen a trasladar, dato importante para la empresa de mudanzas.

Es importante contratar una empresa de mudanzas que garantice el cumplimiento estricto de los trámites y tiempos establecidos y negociar un presupuesto cerrado, para evitar disgustos y problemas. El presupuesto debe incluir un seguro.

Puede preparar un plan para mudarse, decidir qué cosas va a llevarse, cuando hacerlo y cómo acomodará todo en el nuevo hogar. La planificación es básica para enfrentarse a la mudanza con éxito.

Debe planificar el material de embalaje que necesitará, como por ejemplo:

· Cajas de cartón para empaquetar sus cosas.

· Plástico de burbuja para proteger los objetos más frágiles.

· Cinta adhesiva para cerrar las cajas correctamente.

· También recomendamos tener a mano algunas bolsas de cierre hermético para guardar, por ejemplo, los tornillos de los muebles desmontados (evitando así que se pierdan objetos muy pequeños).

· Etiquetas adhesivas para escribir el inventario del contenido de las cajas, así será mucho más fácil localizar lo que busca cuando lo necesite.

· Puede solicitar a la empresa de mudanza que le facilite cajas armario, donde las prendas de ropa viajan colgadas en sus perchas sin que se arruguen apenas.

Es mejor embalar habitación por habitación y hacer un inventario con el número de cajas que tiene llenas. Puede numerarlas o especificar el contenido en la caja y así sabrá cuál es la primera que tiene que desempaquetar cuando llegue a su nuevo hogar.

Le recomendamos que traslade los objetos de valor en mochila o maleta, deben viajar con nosotros durante el traslado (documentación, joyas, equipos informáticos, etc…)

También sería conveniente preparar un kit de supervivencia para cada uno de los componentes de la familia en una maleta o caja. Así tendrá localizados los artículos imprescindibles de uso diario hasta que no esté todo en su sitio y no tendrá que abrir las cajas en busca de lo básico.

Sabemos que es un momento estresante, pero lo compensa su nueva vida en su nuevo hogar. Y si todavía no lo ha conseguido, le esperamos en nuestras oficinas de Barea & Zango para ayudarle a encontrarlo.

Escrito porEva Hernández GascónDirectora del Departamento
de Gestión Patrimonial e Inmobiliaria