Consejos de reciclaje para las fiestas de Navidad y Reyes

Vienen días de ilusión, de decorar la casa, de reencuentros familiares, de comidas y cenas copiosas, de desenvolver regalos y de dar fin a otro año pandémico. Pero la Navidad también es la época del año más consumista y, por ende, es aquella en la que acumulamos más desechos sin saber en muchas ocasiones a qué contenedor de basura están destinados.

Si bien es cierto que es muy importante distribuir de forma eficiente los residuos y depositarlos en sus contenedores correspondientes, más eficiente es minimizar el uso de ciertos materiales y, una vez usados, facilitar su reciclaje.

Será justamente este aspecto, el reciclaje, el eje central de este artículo en el que intentaremos aclarar algunas posibles dudas respecto a cómo tratar los residuos generados durante las fiestas navideñas.

¿Dónde depositar la decoración de Navidad?

  • La decoración navideña, como el espumillón o las guirnaldas, debe desecharse en un Punto Verde o en un contenedor gris.
  • En el caso de las ristras de luces, deberíamos alargar su vida útil, usándolas tantas temporadas como sea posible. Una vez gastadas deberemos llevarlas a un Punto Verde.
  • Los árboles de Navidad artificiales, aunque sean de plástico, no deben desecharse en el contenedor amarillo porque requieren de un tratamiento específico. Deberemos llevarlos a un Punto Verde.
  • En el caso de los árboles naturales, habría que valorar su reutilización o trasplantación, pero si eso no es posible, deberemos recurrir a los puntos de recogida que el ayuntamiento pone a disposición en cada población o en cada distrito en el caso de las ciudades. Por ejemplo, en la ciudad de Barcelona se habilitan puntos de recogida de árboles naturales desde el 7 hasta el 17 de enero (el detalle de los puntos de recogida puede consultarse en esta URL: Recollida d’avets de Nadal). Además, respecto a los árboles naturales es muy importante quitar todas las decoraciones para que puedan reciclarse debidamente y obtener compostaje.

¿Qué hacer con los desechos de las comilonas?

Con los desechos de comida solemos tenerlo más claro porque es algo a lo que ya estamos más habituados en nuestro día a día, pero tengamos en cuenta algunos aspectos:

  • El corcho de las botellas de cava o vino se desecha en el contenedor orgánico al tratarse de un material biodegradable.
  • Con los tapones hay que tener en cuenta que si son de un material sintético, deberán ir al contenedor amarillo.
  • ¿Quién no ha roto una copa de cava o vino en este tipo de celebraciones? Aunque es sabido por todos, no está de más recordar que las botellas de vino, cerveza o cava van al contenedor de vidrio pero, a pesar de lo que podemos pensar, las copas de cava o vasos rotos no van al contenedor de vidrio, sino al gris.
  • También es importante que durante estos días procuremos evitar el desperdicio de comida. Si hay comida sobrante, una buena opción es repartir la comida entre los invitados o guardarla, en la medida de lo posible, para su consumo en días posteriores. Si por cualquier motivo eso no fuera posible, recurriremos siempre al contenedor orgánico.
  • Con los envases de comida tendremos en cuenta lo mismo: el plástico, las latas, el porexpán (el material de las bandejas de las carnes, verduras, etc.) se depositan en el contenedor amarillo.

¿Qué hacer con los envoltorios de los regalos?

  • El envoltorio de los regalos siempre irá al contenedor azul si se trata de papel, pero otra forma de darle otra vida útil es, en medida de lo posible, reutilizarlo para envolver otros regalos o usarlos para proyectos de manualidades.
  • Si las cajas de cartón usadas para contener los regalos presentan ventanillas de plástico, deberemos separar el plástico para depositarlo en el contenedor amarillo mientras que el destino del cartón será el contenedor azul.
  • Respecto a los juguetes, si se encuentran en un estado óptimo, no hay nada mejor que hacer una donación y darles una segunda vida para que los puedan disfrutar niños que se encuentren en situación de vulnerabilidad. Pero si no es el caso, se depositan en el contenedor gris o Punto Verde porque, al estar la mayoría de ellos fabricados con diferentes tipos de plástico, deberán tratarse de una forma más específica.

En caso de dudas sobre dónde reciclar ciertos materiales podemos recurrir a esta página web: Ecoembes: asistente A.I.RE. , o a la ofrecida por el Ayuntamiento de Barcelona: Cercador de residus

Reflexión final

Ahora mismo ya no vale la excusa del “no puedo”, “no sirve de nada”, o incluso el “no tengo tiempo para ir a un Punto Verde”. Tenemos a nuestra disposición Puntos Verdes fijos y Puntos Verdes móviles. En algunas zonas, como por ejemplo los distritos de Sant Andreu o Sarrià en Barcelona, se están haciendo pruebas para implementar el servicio de recogida “Puerta a Puerta” con el objetivo de incrementar el porcentaje de basura y desechos reciclados.

Debemos concienciarnos y actuar en consecuencia porque el cambio climático es un hecho incuestionable, lo sufrimos todos y si no ponemos nuestro granito de arena día tras día con el objetivo de reducir el impacto medioambiental, lo notaremos cada vez más y pagaremos las consecuencias.

Nos gustaría que este pequeño artículo sirva para invitar a la reflexión a aquellas personas que todavía no se han decidido a reciclar para que se animen a empezar a hacerlo porque se trata de una tarea en la que debemos colaborar cuantos más mejor y cuyos resultados nos benefician a todos.

Escrito porMari Fe Serna EscandorDpto.de Márketing y Multimedia
Community Manager.
Fuente/s: