COVID-19: uso obligatorio de mascarilla. ¿Pueden sancionarme por no llevarla? (ACTUALIZADO)

Actualitzación a 9 de julio

Desde hoy vuelve a ser obligatorio el uso de mascarilla en toda Catalunya aunque se pueda mantener la distancia de seguridad.

Excepciones, cuándo no es obligatorio su uso:

  • Aunque se recomienda su uso para niños y niñas de 3 a 6 años, no es obligatoria para menores de 6 años.
  • Para aquellas personas a quien pueda perjudicar su uso por motivos de salud o en situaciones de discapacidad o dependencia.
  • Si estamos compartiendo el espacio sólo con personas con las que convivimos habitualmente.
  • Si se está haciendo deporte (pero tendremos que llevarla para salir de casa).
  • Para comer o beber en un establecimiento de restauración.
  • Si estamos en la playa o en la piscina (sí que será necesaria si estamos paseando).

La sanción por no llevar mascarilla será de 100€.


Debido a la evolución de la crisis sanitaria, que continuamente obliga a adaptar y concretar las medidas adoptadas, para asegurar la eficiencia en la gestión de la crisis, se dicta una nueva orden para regular el uso de las mascarillas.

Así pues, se ha publicado la Orden SND/422/2020, de 19 de mayo, del Ministerio de Sanidad por la que se regulan las condiciones para el uso obligatorio de mascarilla durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Según la orden, se entiende necesario seguir un principio de precaución que permita continuar la reducción de los casos de contagio de la enfermedad, principalmente cuando no se dispone de otras medidas como la vacunación.

Además, expone que se ha demostrado que el uso de mascarillas para bloquear la emisión de gotas infectadas es un factor muy importante cuando no es posible mantener la distancia de seguridad, y debido a ello se justifica el uso generalizado de la mascarilla por parte de la población.

¿Cuándo es obligatorio el uso de mascarilla?

Mediante la orden citada se dispone el uso obligatorio de mascarillas en personas de seis años en adelante en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público, siempre que no sea posible mantener la distancia de seguridad de al menos dos metros.

También se informa que aunque no será obligatorio en la población infantil de entre tres y cinco años, será recomendable.

¿Qué excepciones de uso existen?

Se excepcionan de esta obligación a aquellas personas:

  • Que presenten algún tipo de dificultad respiratoria que pueda verse agravada por el uso de mascarilla.
  • Que el uso de mascarilla resulte contraindicado por motivos de salud debidamente justificados, o que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización.
  • Cuyo desarrollo de actividades que por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible el uso de la mascarilla.
  • Causa de fuerza mayor o situación de necesidad en circunstancias en las que exista una causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

¿Qué tipo de mascarillas se deben usar?

A los efectos dispuestos, se entenderá cumplida la obligación cuando se utilice cualquier tipo de mascarilla, preferentemente higiénicas y quirúrgicas, que cubran nariz y boca. Y en todo caso, se atenderá a las indicaciones de las autoridades sanitarias acerca de su uso.

Efectos y vigencia

La orden tendrá plenos efectos desde el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado» y mantendrá su eficacia durante toda la vigencia del estado de alarma y sus posibles prórrogas. Por tanto, su obligatoriedad comenzará el jueves 21 de mayo de 2020.

¿Pueden sancionarme si no la uso?

La orden publicada en el «Boletín Oficial del Estado» no especifica si se sancionará ni que sanciones vendrían aparejadas sobre su desobediencia. Así pues, ante dicha falta de concreción podemos remitirnos al artículo 20 del Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo por el que se estableció el estado de alarma.

En dicho artículo se hace referencia a que el régimen sancionador o resistencia a las órdenes de las autoridades competentes se aplicará con arreglo a la Ley Orgánica 4/1981 de 1 de junio que regula los Estados de Alarma Excepción y Sitio, que establece en su artículo 10.1 que se sancionará con arreglo a lo dispuesto en las leyes.

Por tanto, de nuevo encontramos una falta de concreción, que podríamos resolver dirigiéndonos al artículo 39 de la Ley Orgánica 4/2015 de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, donde se estipula el régimen sancionador y la cuantía de las multas que oscilaran en función de si la faltas se considera leves, graves o muy graves.

Así pues, podemos concluir que deberemos esperar a que el Gobierno se pronuncie en los próximos días sobre qué criterio aplicará al respecto.

Escrito porSonia ÁlvarezColaboradora externa.
Fuente/s: