Eficiencia energética: aerotermia

A causa de la situación medioambiental de los últimos años en el mundo desarrollado, nos hemos hecho más conscientes de la importancia que tiene un consumo energético responsable y sostenible.

En este artículo queremos hacer alusión al concepto de “eficiencia energética”, el cual hace referencia a la forma en la que aplicamos la tecnología para conseguir reducir el consumo de energía en cada gesto que realizamos en nuestro día a día. El objetivo es mejorar la relación entre energía consumida y los servicios contratados, manteniendo la misma calidad de vida.

La eficiencia energética aplicada en edificios comunitarios minimiza las necesidades energéticas con el fin de ahorrar y optimizar la energía disponible. Por lo tanto, un edificio energéticamente eficiente tomará medidas para optimizar los resultados energéticos haciendo uso de la tecnología disponible que permita el empleo de energías renovables.

Dentro de estas energías renovables queremos destacar en este artículo la energía aerotérmica.

¿En qué consiste la energía aerotérmica?

En lo referente a la climatización y a grandes rasgos, la aerotermia es una tecnología que utiliza como fuente principal de energía el aire del ambiente para climatizar los espacios (aporta refrigeración en verano y calefacción en invierno, incluida agua caliente). Por lo tanto, se puede considerar una fuente de energía limpia y de alta eficacia.

¿Cómo funciona la bomba de calor aerotermia?

Las bombas de calor aire-agua recogen la energía del aire ambiente, el cual supone alrededor de un 70%, y una pequeña fracción de la electricidad. Este sistema da la posibilidad de potenciar la energía hasta 4 veces más para climatizar la vivienda, permitiendo unos costes de mantenimiento más reducidos. Estas bombas son sencillas en cuanto a la instalación y los espacios interiores que requieren, por lo que contribuyen a la actualización y renovación de instalaciones de calefacción ya existentes.

Con la finalidad de impulsar y fomentar la realización de procedimientos encaminados a la reforma que beneficien la optimización de la eficiencia energética en los edificios, se dispone de un programa específico de subvenciones y financiación: el Programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes (PREE) a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Dicho plan va dirigido a las comunidades de propietarios de edificios residenciales cuyo uso está destinado a la vivienda, conforme a lo dispuesto por el artículo 5 de la Ley 49/1960, de 21 de julio, de Propiedad Horizontal, entre otros.

Escrito porCelia Acosta MárquezGestora de Incidencias
y Siniestros.
Fuente/s: