Entrevista al ganador de la IIª Edición del Concurso de Escritura Literaria de Barea & Zango

A finales del curso anterior, desde Barea & Zango, organizamos un concurso de escritura literaria con el objetivo de fomentar la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente. Queríamos historias que fueran capaces de sensibilizar a los jóvenes ante el cambio climático, el mal uso de recursos y en general el respeto por el planeta. Por ese motivo, le que propusimos a los alumnos del Instituto Montserrat que utilizasen los ODS, es decir, los Objetivos de Desarrollo Sostenible como temática principal en sus historias.
El premio, unas colonias de verano que incluían deportes acuáticos y clases de inglés, fue el incentivo perfecto para los alumnos. Asimismo, todos los participantes recibieron unos auriculares de alta definición hechos con material reciclado.
Recibimos un par de decenas de participaciones pero, entre todas ellas, una destacaba por su presentación impoluta, su redacción clara y fluida, y su integración natural de la temática solicitada. Oliver Tamayo, el más jóven de todos los participantes, nos sorprendió con una historia bien ordenada y original que le otorgó el primer premio.

Escrito-ganador

Hoy, le entrevistamos para que nos cuente cómo vivió la experiencia.

La experiencia de participar en un concurso para la sostenibilidad

B & Z: ¿Podrías presentarte?

Ganador: Soy Oliver, tengo trece años, voy a segundo y voy al instituto Montserrat

B & Z: ¿Qué tal las vacaciones de verano?

Ganador: Muy bien, me lo he pasado muy bien, un poco cortas pero bueno.

B & Z: ¿Has viajado?

Ganador: Sí, he ido a Inglaterra a visitar a mis abuelos porque mi madre es inglesa.

B & Z: ¿Qué tal ha empezado el nuevo curso?

Ganador: Muy bien, bueno, despertarse pronto no es fácil para nadie. Pero de momento bien.

B & Z: ¿Qué te pareció la experiencia del concurso? ¿Lo pasaste bien?

Ganador: Muy chula, he hecho nuevas amistades y me ha gustado mucho.

B & Z: Vamos a hablar un poco del concurso. ¿Qué te motivó a participar?

Ganador: Pues quería participar porque me gusta el Port Aventura, me gustan los parques de atracciones y el mar también, el kayak, el pádel surf.

B & Z: Era la primera vez que hacías deporte de agua?

Ganador: Kayak ya lo había hecho pero el pádel surf y vela era nuevo.

B & Z: ¿Es difícil?

Ganador: Vela no tanto pero pádel surf sí, bastante, sobre todo el equilibrio.

Ganador-concurso

B & Z: Entonces, ¿participaste sobre todo por el premio?

Ganador: Bueno sí, pero es que también me gusta escribir historias y textos.

B & Z: ¿Era la primera vez que participabas en un concurso así?

Ganador: He participado en un concurso de mi barrio, pero tan grande como este no.

B & Z: ¿De qué iba tu escrito?

Ganador: Dos jóvenes, Joan y Maria, que vivían en un pueblo en la montaña – no me acuerdo bien como se llamaba el pueblo ahora, pero bueno – se dieron cuenta de que ese pueblo estaba contaminado, no hacían nada al respecto sobre la sostenibilidad y decidieron hacer un cambio ellos dos y sus amigos.

B & Z: ¿Qué cambios propusieron Joan y Maria?

Ganador: Pues reciclar, utilizar energía eólica, diferentes energías sostenibles…

B & Z: ¿Cuánto tardaste en redactarlo todo?

Ganador: Tardé dos días o tres, porque justamente esas semanas no tenía muchos deberes, entonces aproveché y lo hice.

B & Z: ¿Sabes qué son los ODS?

Ganador: ¿Objetivo de desarrollo sostenible? Creo que tiene algo que ver con el gobierno pero en el cole no nos han hablado de eso.

B & Z: ¿Cómo se te ocurrió la idea?

Ganador: Pues a mi me gusta ir a la montaña, también al mar, pero la montaña me gusta un poco más. Yo no sé bien catalán, no lo domino mucho, entonces en Google miré “nombres tradicionales catalanes” porque la historia era en catalán, y me salieron Joan y Maria, dos nombres muy comunes. Y para el pueblo también, así. Y después, lo de la historia, pues sobre la marcha fui pensando.

B & Z: ¿Hiciste una investigación?

Ganador: Sí, bastante. Bueno de energías sabía un poco porque lo hicimos en la escuela, pero lo demás no sabía mucho más.

B & Z: ¿Cómo fue tu reacción cuando te llamaron en la entrega de premios?

Ganador: Pues sorprendido, porque eran mayores que yo los participantes, pero, sorprendido.

B & Z: La verdad es que yo misma leí el escrito y estaba muy bien. ¿Y qué tal el premio?

Ganador: Me encantó, fue muy chulo. Me gustaría repetir.

B & Z: ¿Alguna vez habías estado en unas colonias así?

Ganador: No, nunca he ido a colonias. Bueno, con la escuela, pero sólo no.

B & Z: ¿Te daba miedo ir sólo, sin conocer a nadie?

Ganador: Sí, bastante, pero al final valió la pena.

B & Z: ¿Has aprendido mucho inglés?

Ganador: No mucho, ¿eh? Mi madre es inglesa y ya se hablar. Ya tengo buen nivel.

B & Z: ¿Cuál fue tu parte favorita?

Ganador: Pues no sé, las amistades, el Port Aventura y todo lo que hicimos en general. Fue muy chulo.

B & Z: ¿Has hecho amigos? ¿De dónde venían?

Ganador: Sí, la mayoría eran de Barcelona, habían otros del Pirineo, pero no he visto a ninguno todavía. Hemos intercambiado contactos.

B & Z: ¿Crees que este año se apuntará más gente?

Ganador: Sí, creo que sí. ¿Era la primera vez?

B & Z:

Ganador: Pues sí, supongo que sí.

B & Z: ¿Te han preguntado tus compañeros de clase por el premio?

Ganador: No, la verdad es que no mucho.

B & Z: ¿Qué le dirías a un compañero para que se anime a participar?

Ganador: Pues que se lo pasará muy bien y, no sé, sí que se lo pasará muy bien! Muchas gracias por las colonias.

B & Z: A ti por participar, Oliver.

Premio-concurso

La responsabilidad empresarial con el medio ambiente

Desde Barea & Zango, creemos que las empresas tienen una gran responsabilidad en el proceso de concienciación de la sociedad. La inversión en publicidad y promoción de la marca son una necesidad en el recorrido de una empresa, por ese motivo creemos que la mejor manera de invertir en ello es a través de acciones que, además, promuevan nuestros ideales y valores.

El curso que viene, más institutos participarán en la que será la tercera edición de este concurso donde seguiremos persiguiendo la concienciación de los más jóvenes en el compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente.
La responsabilidad empresarial de fomentar valores sostenibles empieza con pequeños gestos, como el uso de papel reciclado, la conversión digital de procesos de firma o la creación de una tradición anual como es el concurso de escritura literaria de Barea & Zango.