Las rebajas y los derechos del consumidor

En este artículo abordaremos el tema de las rebajas desde la perspectiva de los derechos del consumidor y las obligaciones de los comerciantes.

Qué artículos pueden rebajarse y cuándo

En la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, las rebajas eran la venta de productos a precios inferiores a su precio ofertado que estaban en la oferta habitual del comerciante con anterioridad mínima a un mes.

A partir de 2012 desapareció la obligación de que los artículos estuvieran un mes antes, y la imposición de fechas de inicio y final (salvo en Galicia o Cataluña) aunque sí que se mantuvo el requerimiento de que el precio anterior fuera superior.

Los períodos de venta en rebajas están fijados por las Comunidades Autónomas y varían de una a otra, aunque hasta 2012 se fijaron en dos temporadas anuales: una al inicio del año después de las fiestas de Navidad y Reyes y la otra durante el verano.

El Artículo 25 de la Ley de Comercio finalmente dejó libertad a los comercios para fijar sus días de rebajas y no obliga a que los productos este por lo menos un mes antes en stock para poder reducir su precio.

El artículo 25 de la Ley de Comercio, respecto a la “Temporada de rebajas”, establece de forma literal lo siguiente:

«1. Las ventas en rebajas podrán tener lugar en los periodos estacionales de mayor interés comercial según el criterio de cada comerciante.

2. La duración de cada periodo de rebajas será decidida libremente por cada comerciante.»

En comunidades más afines al pequeño comerciante, como Cataluña, la normativa sí establece algunos límites. Por ejemplo, la venta en rebajas se puede llevar a cabo, a criterio de cada comerciante y durante el plazo que éste considere conveniente, en los periodos estacionales siguientes:

a) Período estacional de invierno: del 7 de enero al 6 de marzo, ambos incluidos.

b) Período estacional de verano: del 1 de julio al 31 de agosto, ambos incluidos.”.

La duración del periodo en rebajas en general (salvo en Cataluña o Galicia) es libre, pero deberá ser anunciada con antelación por el comerciante y no podrá ser inferior a una semana ni superior a dos meses.

Pagos y devoluciones

Durante los periodos de rebajas las políticas de devoluciones y garantías deben mantenerse en las mismas condiciones que durante el resto del año. Esto significa que los comercios, ya sean en forma de tienda física o de venta on-line, entre otras obligaciones tienen que aceptar los distintos medios de pago que utilicen habitualmente y mantener los mismos plazos de devolución.

En el caso de las compras online, además, existe el derecho de desistimiento: un plazo de 14 días en los que se puede devolver la compra sin motivo alguno ni asunción de coste.

Garantías

Son tres los años durante los que los establecimientos están obligados a la reparación o sustitución del producto en caso de no estar conforme con el mismo.

Etiquetados

Durante las rebajas, cuya fecha de inicio y fin debe estar publicitada de forma visible en todo momento, los establecimientos deben etiquetar el producto incluyendo el precio original y el rebajado o el porcentaje de descuento, no pudiéndose ofertar como productos rebajados aquellos que tengan defectos.

Tickets o recibos

Es conveniente que los compradores conserven el ticket o factura de la compra, para poder ejercer cualquier derecho de devolución o ejecución de la garantía.

Reclamaciones

Las Autoridades recomiendan acudir a los servicios de Consumo de las diferentes CCAA, a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC) de los ayuntamientos o a las juntas arbitrales de Consumo que existen en cada comunidad o municipio.

El sistema arbitral es un buen mecanismo de resolución de conflictos extrajudiciales, de carácter vinculante y ejecutivo para consumidor y empresa, que puede ser más ágil y eficaz que la vía jurisdiccional.

Escrito porMarc Puigmal VillegasAbogado.