Moratoria de deuda hipotecaria (II): cómo solicitarla y efectos

¿Qué documentación se debe presentar ante la entidad acreedora?

Las condiciones previstas para acceder a la moratoria hipotecaria se tendrán que acreditar ante la entidad de crédito mediante la presentación de los siguientes documentos:

  • En caso de situación legal de desempleo, mediante certificado expedido por la entidad gestora de las prestaciones, en el que figure la cuantía mensual percibida en concepto de prestaciones o subsidios por desempleo.

  • En caso de cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia, mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

  • Respecto a las personas que integran la unidad familiar:

    • Libro de familia o documento acreditativo de pareja de hecho.
    • Certificado de empadronamiento relativo a las personas empadronadas en la vivienda, con referencia al momento de la presentación de los documentos acreditativos y a los seis meses anteriores.
    • Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.
  • Respecto a la titularidad de los bienes:

    • Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
    • Escrituras de compraventa de la vivienda y de concesión del préstamo con garantía hipotecaria.
  • Declaración responsable del deudor o deudores relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos para considerarse sin recursos económicos suficientes según el Real Decreto Ley. En este sentido cabe advertir que, aquel deudor que se haya beneficiado de las medidas sin reunir los requisitos previstos para su solicitud será responsable de los daños y perjuicios y de la responsabilidad que haya podido incurrir.

¿Cuál es el plazo para presentar la solicitud?

Los deudores que reúnan los requisitos podrán solicitar del acreedor una moratoria en el pago del préstamo con garantía hipotecaria para la adquisición de su vivienda habitual, hasta quince días después del fin de la vigencia del Real Decreto Ley 8/2020 (esto es en principio, en el plazo de un mes y quince días desde la entrada en vigor del Real Decreto Ley (18 de marzo de 2020), sin perjuicio de las prórrogas que puedan acordarse).

Presentada la solicitud, la entidad acreedora procederá a su implementación en un plazo máximo de 15 días.

Una vez concedida la moratoria la entidad acreedora comunicará al Banco de España su existencia y duración a efectos contables y de no imputación de la misma en el cómputo de provisiones de riesgo.

¿Qué efectos tiene?

La moratoria hipotecaria conllevará la suspensión de la deuda hipotecaria durante el plazo estipulado para la misma (no se establece plazo). La entidad acreedora no podrá exigir el pago de la cuota hipotecaria, ni de ninguno de los conceptos que la integran (amortización del capital o pago de intereses), ni íntegramente, ni en un porcentaje. Tampoco se devengarán intereses.

Asimismo, durante la vigencia de la moratoria resultará inaplicable la cláusula de vencimiento anticipado a pesar de que la misma conste en el contrato de préstamo hipotecario.

Si no lo ha visto, en el que es la primera parte de este artículo le explicábamos los requisitos y a qué contratos se aplica la moratoria de la deuda hipotecaria. Vea el artículo anterior: Moratoria de deuda hipotecaria (I)

Escrito porCarolina Escobar BuenoAbogada.
Directora de nuestra oficina en Badalona.