Proteger las Comunidades de Propietarios de las viviendas de uso turístico

Las viviendas destinadas a apartamentos turísticos son, para las Comunidades de Propietarios que las sufren, normalmente una de las peores pesadillas. La proliferación de las mismas desde hace unos años, después de que la legislación facilitara las mismas con la adquisición de una licencia, supuso en algunos distritos cuadruplicar en número de establecimientos de éstas características.

Barcelona es una ciudad con una población densa y este aumento (que se ha ido gestando desde el 2005 – 2015) supuso incrementar en un 70% el turismo, teniendo un fuerte impacto en el espacio público y en el día a día de la población. Por este motivo, se procedió a suspender durante un año las licencias de este tipo de alquiler, creando un departamento que se encargara de la regulación de los establecimientos de alojamiento turístico y de las viviendas de uso turístico, el PEUAT (Plan Especial urbanístico de Alojamientos Turísticos).

El PEUAT (Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos) es un organismo que se encarga de regular los establecimientos de alojamiento turístico y viviendas de uso turístico, creando criterios de regulación diferenciados según las diferentes zonas de Barcelona.

Este organismo ha creado criterios de regulación diferenciados según las diferentes zonas de Barcelona, denegando cualquier nueva licencia en el barrio de Ciutat Vella (el más afectado por la explosión de licencias), o bien manteniendo la oferta existente en los barrios de los alrededores (otorgándose nuevas licencias según las bajas de las anteriores), en cambio en los barrios de Sants, Les Corts, Sarrià, Gràcia-Horta, Sant Andreu o Sant Martí, todavía es posible la adquisición de licencias para este tipo de explotación.

Las Comunidades de Propietarios para protegerse de esta problemática, en muchas ocasiones ha optado por la creación de unos Estatutos Comunitarios o para incluir una modificación en la división horizontal de la finca, para que en caso de solicitud de licencia ésta sea denegada por no ser una actividad permitida.

Como recomendación si hay sospecha que hay una vivienda de uso turístico en la finca es comprobarlo en la página del Ajuntament de Barcelona, donde le indicarán si el apartamento tiene licencia o bien si no hay constancia, puede realizar la denuncia en la misma página. Unos inspectores harán la comprobación y si corresponde cerrarán la actividad y su correspondiente multa.

Si la vivienda turística dispone de licencia pero las molestias son constantes puede ser denunciada pero el trámite por su cese puede ser largo y tedioso (entre 6 y 12 meses).

Si la vivienda turística dispone de licencia pero las molestias son constantes puede ser denunciada pero el trámite por su cese puede ser largo y tedioso (entre 6 y 12 meses).

Debemos tener en cuenta que de momento, páginas de alquiler de una habitación (casas compartidas) que se han puesto en los últimos años de moda, no quedarían incluidas en la regulación del PEUAT y por tanto pueden, de momento, seguir funcionando sin ningún tipo de regulación al respecto.

Escrito porNúria Rostand TorrenteOficial Habilitada de Administración de fincas.
Fuente/s:
  • La regulación de los establecimientos de alojamiento de uso turístico y de las viviendas de uso turístico en Cataluña. Seminario: Pisos Turísticos - Normativa y problemática jurídica de los alojamientos de viviendas de uso turístico en Cataluña. Impartido por: Sonia Cobos Lucas al CAFBL (Colegio de Administradores de Fincas de Barcelona-Lleida).