Qué hay que tener en cuenta si queremos reformar nuestro balcón o terraza

Cada vez pasamos más tiempo en casa y parece que, ineludiblemente, el teletrabajo ha venido para quedarse.

Una buena solución para aprovechar el lugar donde vivimos es intentar ampliarlo y evitar sentir la necesidad de cambiar de vivienda.

Una buena solución, si dispone de espacios exteriores como una terraza o un balcón, es intentar reformarlos pero antes de reformar, ampliar o hacer algún tipo de cerramiento, debe tener en cuenta algunas cuestiones.

Tipos de reformas en terrazas o balcones

  • Cerramiento de balcón o terraza: por norma general, la decisión de cerrar un balcón o terraza responde a la necesidad de ganar algunos metros útiles a la vivienda y así poder utilizarlos tanto en verano como en invierno.
  • Ampliación de balcón o terraza: para poder realizar una ampliación de la estructura del edificio, es necesario un proyecto, un arquitecto y una licencia de obra mayor.

¿A quién se debe pedir permiso para reformar una terraza o un balcón?

Si su vivienda disfruta de una terraza o balcón debe tener en cuenta que no está permitido hacer reformas con total libertad sin consultar antes a la comunidad de propietarios.

Aunque este tipo de elementos forman parte de su casa, son considerados elementos comunes al ser parte de la fachada del edificio.

Son considerados elementos comunes al ser parte de la fachada del edificio y, aunque formen parte de su casa, no está permitido realizar reformas sin consultar antes a la comunidad de propietarios.

Otra posibilidad antes de pedir permiso a los vecinos es consultar los Estatutos de la comunidad ya que éstos en ocasiones pueden incluir un apartado donde se autorice el cerramiento de balcones o terrazas. En caso de que así sea ya sabe que la obra estaría completamente permitida.

De lo contrario, antes de tomar cualquier decisión, se pondrá en conocimiento de los vecinos para que aprueben lo que quiere hacer mediante una votación en una Junta General Ordinaria de copropietarios.

Si le dan el "sí"…perfecto y adelante con la obra!

Si se le permite hacer la obra ya sólo falta un último paso muy importante: una vez se tiene la aprobación de la comunidad se debe tener cuidado con las ordenanzas municipales porque éstas también pueden prohibir cualquier cambio en la fachada, como por ejemplo un cerramiento o una ampliación.

Por ello, antes de comenzar con las obras y para evitar problemas, debe informarse en el Ayuntamiento de su población: podría ser que no estén permitidas y supondría un gasto extra tener que deshacerlo todo.

Una vez realizadas todas las gestiones y cuando se tenga el consentimiento de las dos partes (comunidad de propietarios y Ayuntamiento) es momento de iniciar las obras.

Las obras podrán iniciarse una vez se disponga del consentimiento de la comunidad de propietarios y del Ayuntamiento.

Como consejos finales se recomienda utilizar materiales aislantes, puertas correderas, techo móvil para aprovechar la luz del exterior y también escoger una decoración adecuada y acogedora.

En caso de duda y si es usted cliente de Barea & Zango nuestros especialistas en Administración de fincas y Derecho de la edificación pueden ayudar a aclarar qué trámites deberá hacer para poder disfrutar de una fantástica terraza o balcón que dará más vida a su casa.

Escrito porMaribel Iglesias CortésGestora de Incidencias
y Siniestros.
Fuente/s: