¿Qué son los daños estéticos?

Este es uno de los conceptos del lenguaje de las aseguradoras que suele causar más confusión. Para aclararlo tomaremos como ejemplo a lo largo de este artículo la rotura de una tubería de agua.

La rotura de una tubería en nuestra casa puede causar daños derivados y estos pueden ser daños directos o de daños estéticos.

Diferencias entre daños directos y daños estéticos

En base al ejemplo dado, los daños directos son aquellos que el agua ha provocado de forma directa. Supongamos que el agua ha caído por la pared del lavabo y ha causado daños en algunas lamas del parqué. En ese caso, la reparación del suelo quedaría cubierta por la garantía de daños por agua.

Pero imaginemos que para reparar la fuga los operarios deben abrir una cata en nuestra pared de azulejos del baño y que, una vez reparada la fuga, al intentar reparar la pared nos encontramos con que los azulejos son tan antiguos que resulta imposible encontrar repuesto para los mismos. Incluso podemos plantear que nos pase lo mismo con las lamas de parqué, que no se puedan encontrar con el mismo tipo de material o de color.

La garantía directa a aplicar únicamente cubriría el cerrado de la cata con un azulejo similar y la reposición de las lamas estropeadas en el parqué. Pero si, como hemos dicho, nos encontramos con la necesidad de reponer materiales ya descatalogados la reparación de nuestro baño supondría tener que usar materiales diferentes y desaparejados respecto a los que tenemos, se vería un “parche” en nuestra pared y en nuestro suelo.

Aquí es donde entra la garantía de daños estéticos. Siempre que se tenga contratada esta garantía en póliza, la compañía aseguradora asume la reposición de todos los azulejos del baño, con el fin de no romper la armonía estética del baño. Lo mismo ocurriría con el parqué.

La garantía de daños estéticos asume la reposición del material dañado, con el fin de no romper la armonía estética de la zona afectada.

Así que es importante tener presente esta garantía en nuestra póliza de hogar.

Atención a las limitaciones

No obstante, cabe destacar que aunque esta garantía esté contratada no siempre podremos hacer uso de la misma porque pueden existir diferentes exclusiones.

Límites en el importe a asegurar

Este tipo de garantías suelen presentar un importe como límite máximo, por ejemplo de 1.000€, y será hasta este importe y nomás lo que la compañía nos garantice. Es decir, cubriría la sustitución de los azulejos y el suelo hasta un gasto no superior a los 1.000€.

Se requiere una armonía previa

Imaginemos que, previa a la rotura de la tubería, en nuestro baño ya existía un azulejo diferente al resto, quizás por alguna intervención pasada. En ese caso se entendería que esa estancia no presentaba una armonía previa y por lo tanto no procedería la aplicación de daños estéticos.

Limitación por estancias

Otra situación que debemos tener presente es que esta garantía se aplicará a la zona afectada hasta el límite establecido por la propia estancia o habitación donde ha tenido lugar el siniestro. En nuestro ejemplo, la sustitución de las lamas de parqué se aplicaría a todo el baño pero no quedaría incluida la sustitución de las lamas del pasillo, aunque se vean diferentes.

En cualquier caso, si tiene usted alguna duda referente a esta u otras garantías de su póliza de hogar, no dude en contactar con nosotros y les ofreceremos una atención personalizada adaptada a su caso.

Escrito porLorena Hinojosa MoyanoGestora de Incidencias
y Siniestros.