Si ha comprado un vehículo nuevo entre 2006 y 2013 es muy posible que haya sido víctima del cártel de coches

Si compró un coche nuevo entre los años 2006 y 2013, es muy posible que haya sido víctima de un pacto ilegal de precios existente entre los fabricantes y los concesionarios de automóviles.

Este pacto ilegal consistía en fijar los precios de los coches, suponiendo dicho acuerdo un perjuicio para los consumidores, al haber tenido que pagar más de lo que les correspondía por sus vehículos. De ahí que entre los años 2015 y 2016 la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) impusiera sanciones a más de 30 marcas de vehículos por haber creado un cártel en nuestro país.

¿Qué es el Cártel de coches?

Es la denominación que recibió la agrupación de distintas marcas del sector automovilístico que intercambiaron información confidencial durante 7 años, entre 2006 y 2013 afectando al libre mercado de los automóviles, creando una estrategia comercial, de distribución, de servicio posventa, entre otras operaciones, ejerciendo un control absoluto y sin dar opción a los consumidores o compradores de vehículos de poder elegir libremente sobre el mejor precio o servicio.

¿Qué marcas de vehículos forman parte del cártel de coches?

Los fabricantes de coches afectados son los siguientes: Alfa Romeo, Audi, BMW, Chevrolet, Chrysler, Citroen, Dodge, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Jeep, Kia, Lancia, Lexus, Mazda, Mercedes Benz, Mitsubishi, Nissan, Opel, Peugeot, Porsche, Renault, Seat, Skoda, Volkswagen, Toyota, Volvo, Land Rover, General Motors, Saab, Smart, Dacia, Mini.

Todo ello fue informado por la propia CNMC y ratificado por el Tribunal Supremo.

¿Quiénes son los afectados?

Se consideran afectadas por el cártel de coches y, por lo tanto, pueden reclamar una indemnización todas aquellas personas que compraron un vehículo ya fuese por compra, renting o leasing entre los años 2006 y 2013. Tal situación no sólo afecta a particulares, sino que también atañe a autónomos y empresas.

Por lo tanto, si durante ese periodo compró un vehículo, aunque posteriormente lo haya vendido, puede reclamar la indemnización que le corresponde.

¿Cuáles son las indemnizaciones por el cártel de coches?

Aunque las indemnizaciones dependerán del sobrecoste que se haya pagado y del modelo del vehículo que se haya comprado, se estima que las indemnizaciones pueden alcanzar entre un 10 y un 15% del vehículo adquirido.

¿Cuál es el proceso de reclamación por el cártel de coches?

Los consumidores perjudicados pueden exigir una compensación a los fabricantes y para ello existen dos opciones o procesos de reclamación:

  • Vía extrajudicial: se recomienda realizar una reclamación previa por la vía extrajudicial para intentar llegar a un acuerdo amistoso.
  • Vía judicial: de no ser posible un acuerdo amistoso, queda acudir a la vía judicial con toda la documentación necesaria, para reclamar el sobrecoste en la adquisición del vehículo. La demanda ha de ir acompañada indispensablemente de un informe pericial que establezca el sobrecoste e importe de la indemnización que se pretenda.

Por lo que se tome la vía que se decida, es aconsejable contar con el asesoramiento de abogados especialistas que ayuden durante todo el proceso de reclamación.

¿Qué documentación necesitaría para iniciar la reclamación?

En primer lugar, es necesario verificar que la marca de su vehículo se encuentra entre aquellas que participaron en el cártel y una vez se haya verificado, se ha de aportar junto con el escrito de demanda los siguientes documentos:

  • Ficha técnica del vehículo.
  • Factura de adquisición del vehículo o justificante de pago en el supuesto de que se haya realizado por transferencia. Si se trata de leasing o renting será suficiente la póliza suscrita con la entidad financiera.
  • Permiso de circulación del vehículo.

Es importante saber que entre 2006 y 2013, si usted ha comprado un vehículo de las marcas anteriormente mencionadas, puede reclamar la indemnización que le corresponda, aunque lo haya vendido con posterioridad.

¿Cuál es el plazo para iniciar la reclamación y en qué juzgado se ha de presentar la demanda?

Hasta el pasado mes de junio, el plazo de prescripción era de un año a contar desde la publicación de sentencias dictadas por el Tribunal Supremo entre el 20 de abril y 12 de diciembre de 2021 en base a lo establecido en el artículo 1.968 del Código Civil, en el que se establece que el plazo de prescripción es de un año, por lo que entre los mismos meses de este año comenzaron a prescribir los plazos para reclamar y aquellas personas afectadas que no habían iniciado los trámites a tiempo vieron como su oportunidad disminuía para conseguir una indemnización por llegar tarde.

No obstante, existían diferentes opiniones sobre esto y diferentes fechas, ya que cada marca de vehículos participantes en el cártel tenía una fecha diferente para su reclamación.

Pero no fue hasta el pasado 22 de junio de 2022, cuando la Sala Primera del Tribunal de Justicia de la Unión Europea resuelve esta cuestión en el asunto C-267/20, en el procedimiento entre Volvo AB, DAF Trucks NV y RM, estableciendo un nuevo plazo de prescripción de cinco años, devolviendo la esperanza a miles de afectados que no habían podido formalizar su reclamación, pudiendo ahora reclamar su indemnización hasta el año 2026. Sin embargo, es recomendable no dejar transcurrir más tiempo e iniciar los trámites cuanto antes.

En cuanto al Juzgado competente para iniciar la reclamación, la demanda se ha de presentar ante el Juzgado de lo Mercantil del domicilio del demandante o ante el juzgado del domicilio del demandando ya que, atendiendo al principio de efectividad, cuando la parte demandante sea un consumidor es de aplicación lo establecido en el artículo 52.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, es decir, el consumidor o usuario (demandante), podrá elegir entre presentar la demanda en su domicilio o en el tribunal del domicilio del demandado.

Si cree usted que puede ser una de las personas afectadas no dude en contactar con nuestros abogados para estudiar su caso y, si procede, iniciar el proceso de reclamación.

Escrito porDaniela Fernández CárdenasAbogada.