Ventajas de asegurar el hogar y la comunidad de propietarios en una misma compañía

Antes de comenzar, aclararemos la diferencia entre un seguro de hogar y un seguro de comunidades para después llegar a la parte más interesante y, seguramente, la más desconocida por muchas personas: las ventajas económicas y el ahorro en disputas entre compañías aseguradoras.

El seguro de hogar es una protección para un inmueble privado destinado a la residencia. Por otra parte, el seguro de comunidades protege los bienes y zonas comunes del edificio y al conjunto de vecinos. Veamos qué cubre cada uno de ellos.

El seguro de hogar

El seguro del hogar, que cubre tanto el continente como el contenido, ofrece dentro de sus prestaciones básicas la compensación económica por los siguientes supuestos: daños por agua, daños por fuego, daños por fenómenos atmosféricos, daños eléctricos y responsabilidad civil, siendo este último supuesto el que cubre los daños a terceros que pudiéramos causar a terceros como consecuencia de nuestras acciones en nuestra vida privada, cubriendo en este caso tanto a todos los integrantes de la familia como a los animales domésticos que conviven con ella.

Las citadas garantías básicas se pueden complementar con garantías adicionales que cubran roturas de cristales, daños estéticos o se puede incluir también una cobertura por robo, tanto si el hecho se produce en el hogar como si afecta a cualquier miembro de la familia fuera de casa.

El seguro de comunidades de propietarios

El seguro de comunidades asegura los elementos comunes y privados del edificio.

En este caso las garantías que ofrece una póliza de este tipo suelen incluir supuestos como daños por fuego, actos vandálicos, robo, expropiación, hurto, daños por agua, daños atmosféricos y responsabilidad civil.

Como ocurre en el seguro privativo del hogar, también es posible ampliar las coberturas y añadir por ejemplo protección jurídica, desatasco e impagos, entre otras.

Sin este tipo de seguro los vecinos integrantes de una comunidad estarían expuestos a tener que afrontar un pago cuantioso por algún tipo de siniestro que pudiera ocurrir.

Otro tipo de garantía un poco menos frecuente pero que también puede incluirse en este tipo de seguros es el de la cobertura de derramas o aportación económica que cada vecino realiza a la comunidad para que, dado el caso de no poder cumplir con dicho pago, sea la compañía la que se haga cargo de cubrir ese importe.

Ventajas al contratar la misma compañía aseguradora

Esta es sin duda la parte más importante de este artículo y es, de entrada, son muchas las personas que todavía no saben que es muy frecuente que se produzca una duplicidad entre las coberturas del seguro del hogar y la del seguro comunitario, esto se debe a que existe una parte del continente de la vivienda que la cubre el seguro comunitario.

Otro dato importante a tener en cuenta es que es posible cubrir partes anexas de la vivienda. Todo esto dependerá de las coberturas que se tenga contratada.

Por otra parte, y no menos importante, hemos de considerar el hecho de que en muchas ocasiones las compañías aseguradoras se van pasando la pelota una a la otra para intentar no hacer frente al pago de un siniestro. Mientras tanto, el cliente o usuario no puede hacer otra cosa que seguir reclamando a uno y otro seguro mientras sigue sufriendo las consecuencias del siniestro.

Este tipo de demoras en afrontar un siniestro son, por desgracia, más comunes de lo deseado y pueden evitarse si tenemos contratados ambos seguros en la misma compañía de forma que no haya opción posible de no hacer frente a la incidencia.

Escoja una correduría de seguros

Así pues, llegados a este punto cabe destacar que lo más importante es solicitar el asesoramiento de una persona profesional en el ámbito para que revise ambas pólizas ºy contrate las coberturas más adecuadas en cada caso para evitar pagar de más por posibles duplicidades.

En Barea & Zango disponemos de nuestro departamento de correduría de seguros. La diferencia entre una correduría y una agencia es que nosotros, por ejemplo, no trabajamos con una única compañía sino con muchas, con las más importantes del mercado.

El hecho de trabajar con muchas aseguradoras nos permite comparar ampliamente distintos tipos de pólizas y escoger, en cada caso, la que más convenga a nuestros clientes.

Escrito porJulia Alabarce PáezAtención al cliente.